El impacto positivo en el medio ambiente de la prohibición de las bolsas de plástico

Gracias a noticieros, programas especiales, periódicos y grupos ambientalistas, nos muchos de nosotros nos hemos enterado de que las bolsas de plástico de un solo uso son dañinas para el medio ambiente, pero ¿sabes exactamente por qué?

Discutir este punto puede ser polarizante, pues mientras existen grupos y organizaciones enteras defendiendo y difundiendo los beneficios de prohibir el uso de las bolsas de plástico, hay sectores que son indiferentes y que, incluso, defienden que no vale la pena intervenir ni regular su uso. Sin embargo, tenemos varias razones para decirte que la prohibición de estas bolsas tiene un gran impacto positivo, y a continuación las compartiremos: 

Impacto económico: Para bien o para mal, el aspecto económico es la base para tomar muchas de las decisiones que a todos nos afectan. En el caso de la prohibición de las bolsas de plástico, ésta crea la necesidad de comprar bolsas reutilizables, fabricadas con otros materiales, generando así la existencia de un nuevo mercado para los fabricantes capaces de proveer alternativas más duraderas que las bolsas de un solo uso.

Impacto en el bolsillo del consumidor: Continuando con el aspecto económico, ¿has pensado cuánto te cuestan las bolsas de plástico que aún te entregan en algunos establecimientos? Algunos clientes piensan que estas bolsas son gratuitas por el simple hecho de que no ven reflejado un importe por ese concepto en su ticket de compra. Sin embargo, los supermercados y tiendas calculan ese costo en los precios que cobran, junto con el resto de sus gastos operativos. Así que, si dejan de entregarte bolsas de plástico, probablemente empiecen a disminuir los precios de los productos.

Impacto medioambiental: La basura que generan las bolsas de plástico es uno de los problemas ecológicos más importantes que existen, ya que al ser desechables se vuelven basura en un tiempo mucho menor del que resultaron útiles. Incluso cuando no es la intención de los usuarios, las bolsas de plástico pueden convertirse en un peligro para animales y coladeras del desagüe, pues, aunque sean correctamente vertidas en cestos de basura, su volatilidad hace que fácilmente puedan salir de ahí, sin que nadie se dé cuenta. Así que la prohibición del uso de bolsas de plástico puede ser un gran inicio para frenar el problema del exceso de basura, y, por lo tanto, disminuir el daño ambiental. 

Impacto fiscal: Como dijimos anteriormente, uno de los peligros de las bolsas de plástico desechables es su capacidad para obstruir los sistemas de drenaje, permitiendo que se generen inundaciones cuando llueve. Una vez generadas, estas inundaciones generan molestias y en algunos casos, daños en los vehículos y en las personas, provocando que los municipios trabajen constantemente en el desazolve de los desagües pluviales, lo cual cuesta tiempo y dinero que podrían ahorrarse si las inundaciones dejan de ocurrir, permitiendo que ese dinero pueda usarse en otros temas igual o más importantes.

Conservación de los recursos: Las bolsas de plástico de un solo uso están hechas de gas natural y petróleo; ambos materiales son recursos no renovables. Actualmente contamos con los recursos suficientes para seguir fabricando estas bolsas, pero no siempre será así. Prohibir su uso hace que los consumidores encontremos nuevas alternativas y ayudemos a conservar estos recursos no renovables.


Publicación más antigua Publicación más reciente